CHAI & BONNY… LA HISTORIA

En esta ocasión, Caro nos cuenta la historia de Chai y Bonny y cómo llegaron a su vida.

BONNY

Bonny llego con pío dermatitis. Antes de ella teníamos a una hermosa llamada Mota, que nos robaron, por más que la buscamos no la encontramos, y en ese tiempo nos hablaron diciéndonos que tenían a nuestra perra y resultó que era Bonny, aunque en realidad no sabemos su nombre anterior.

Ella sólo corría de un lado a otro pues tenía 8 meses, parecía recién bañada y casi no tenía pelo, a mi abuelita le dio pendiente que se quedara en la calle, pues corría y brincaba tanto que la podían atropellar y la llevó a casa, se esterilizó y la idea era darla en adopción. Pero no, al final se quedó conmigo, pues nadie fue de confianza para darla en adopción, ahora vive muy feliz a mi lado.

Ahora Bonny es una chiquilla insolente que roba comida de la mesa y es muy amada.

Su nombre proviene de Bonifacia, ella no tenía nombre cuando llegó, y para que hiciera caso le llamábamos Bonifacia. Le puse el diminutivo “Bonny” por su actitud de cachorra permanente y latosa.

CHAI

Chai en realidad tenía otra familia, en un inicio vivía en el patio con su manada, luego llegó otra integrante, una pit bull, y poco a poco fue matando a los integrantes de la manada, entonces a ella la encerraron en el baño donde vivió por unos 6 meses. 

Cuando me la entregaron llegó con una lesión desde la barbilla hasta el pecho, le costaba trabajo bajar las escaleras, entonces la sacaba todos los días a caminar 4 horas; poco a poco regresó su fuerza en las patas, siempre tenía miedo, miedo a los perros, a la gente, porque en su otra casa le pegaban hasta cansarse. Desde que llegó conmigo me di cuenta que era diferente a muchos perritos, ella tiene un problema del corazón y siempre quiere estar conmigo y que la esté mimando. 

Chai tiene ese nombre por el Té Chai, esa mezcla de especias con un dulzor muy peculiar, decidí que ese fuera su nombre porque me encanta el Chai y me parece que ella es una mezcla de amor con algo de rudeza.

Sin duda, Chai y Bonny son las consentidas de la casa.

Por cierto, Chai suele chupar mucho su patita, por eso usa regularmente collar isabelino.

En twitter nos encuentran como “Chai & Bonny” @CarolinaIpucaro

#MiércolesDeHistoriasBonitas #CulturaDePaz #BienestarAnimalPuebla

4 Comments on “CHAI & BONNY… LA HISTORIA”

  1. 😭😭 Que linda historia, pobre Chai que triste lo que tuvo que pasar! Que alegre que las hayas adoptado y las tengas como unas reinas💓💓💓

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *