Biznaga, dulce y en peligro de extención

La biznaga está en peligro de extinción por el consumo de su pulpa que sirve para elaborar acitrón, dulce cristalizado y también se utiliza para preparar Pavo de Navidad, Chiles en Nogada, Capirotada, Tamales, Picadillo y Rosca de Reyes.

De acuerdo con la SEMARNAT desde hace algunos años, la Biznaga se encuentra en peligro de extinción. Por eso se ha eliminado de varios platillos.

Desafortunadamente el tráfico ilegal ha avanzado en Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí, Zacatecas, Hidalgo, Baja California, Oaxaca y Sonora.

Aquí te la presentamos en unos interesantes datos:

1. La mayoría de las biznagas se encuentran en las zonas áridas y semiáridas que ocupan más de la mitad del territorio mexicano, casi 100 millones de hectáreas, sobre todo en los desiertos de Chihuahua y Sonora, sin embargo, también son visibles en las zonas áridas de Querétaro, Oaxaca y Puebla.

2. La mayoría de sus características morfológicas y fisiológicas (cactus morfológico) están relacionadas con el uso eficaz del agua. Algunas biznagas escapan a la sequía germinando y creciendo rápidamente cuando llega a llover.

3. Las llamadas biznagas gigantes llegan a medir un metro de diámetro y toman 200 años para conseguir una altura de hasta 4 metros, estas cactáceas crecen en San Luis Potosí y se encuentran protegidas por la SEMARNAT.

4. El acitrón se ha elaborado con echinocactus platyacantus, un cacto verde oscuro de bandas rojizo purpúreo en edad juvenil, con lana amarillenta abundante de la que emergen flores diurnas.

5. Si la biznaga se extrae de raíz, se pierden los semilleros para la regeneración de sus poblaciones. Aun no puede reproducirse de manera industrial, ahí radica la importancia de cuidarla.

6. Las biznagas tienen flores grandes, aromáticas y de vistosos colores que atraen a mariposas, colibríes, murciélagos, abejas y abejorros que contribuyen a su polinización

7, La palabra “biznaga”, acuñada en 1495, proviene del árabe bistinaga, derivada del latín pastinaca, que significa “zanahoria”.

8. En el México prehispánico denominaban a las biznagas con el vocablo náhuatl huitznahuac, que significa “rodeada de espinas”, de huitzli, “espina”, y nahuac, “alrededor”. Asimismo, llamaban a sus frutos teocomitl.

#JuevesVidaSilvestre #CulturaDePaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *