Basura, de las calles al océano.

La mayoría de los contaminantes que llegan al fondo del océano provienen de las actividades humanas. Una de las mayores fuentes de contaminación se produce cuando los residuos son arrastrados de las calles por las alcantarillas donde fluye el agua de lluvia. Es decir, la basura es arrastrada por la corriente de agua que se vierte al rebasar sus cauces naturales o artificiales.

A este tipo de contaminación se le conoce como Fuentes Difusas, en cambio, la contaminación que proviene de una sola fuente se le conoce como Fuente Puntual, como un derrame de petróleo. Aunque la contaminación puntual tiene un enorme impacto medioambiental, ocurre con mucho menos frecuencia.

Por otro lado, una buena parte de esta basura se origina en tierra y acaba en los mares debido a la mala gestión de los residuos, a las aguas pluviales o ciertos desastres naturales como tsunamis y huracanes.

#MartesDelPlaneta #BienestarAnimalPuebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *